Nosotros

Tenemos a la Madre Tierra en nuestro interior. Ella no está afuera de nosotros. Ella no es tan solo el medio ambiente. Con la visión de que nuestras vidas están entrelazadas, es posible alcanzar una comunicación real con la Tierra, que es la forma de oración más elevada. De esta relación obtenemos suficiente amor, fuerza y consciencia para cambiar nuestras vidas.

Thich Nhat Hanh

PRANAMA TEAM

Nos encanta crear y consumir probióticos naturales. Nuestros productos son hechos a mano en Panamá. Creamos con amor y consciencia plena, infundiendo cada batch con la energía vibracional sonora de cuencos tibetanos y afirmaciones positivas.

A través de nuestras bebidas y alimentos probióticos deseamos nutrir cuerpo, mente y espíritu con prana (Energía Vital). Creamos empleando diferentes formas de fermentación natural que provienen de distintas civilizaciones del mundo desde hace de siglos.

Estas son nuestras Semillas de Vida, amor y servicio a la comunidad. Así como en nuestros cuerpos todo está interconectado, también lo estamos nosotros como seres humanos. Todos somos uno.

Nosotros

Tenemos a la Madre Tierra en nuestro interior. Ella no está afuera de nosotros. Ella no es tan solo el medio ambiente. Con la visión de que nuestras vidas están entrelazadas, es posible alcanzar una comunicación real con la Tierra, que es la forma de oración más elevada. De esta relación obtenemos suficiente amor, fuerza y consciencia para cambiar nuestras vidas.
Thich Nhat Hanh

PRANAMA TEAM

Nos encanta crear y consumir probióticos naturales. Nuestros productos son hechos a mano en Panamá. Creamos con amor y consciencia plena, infundiendo cada batch con la energía vibracional sonora de cuencos tibetanos y afirmaciones positivas.

A través de nuestras bebidas y alimentos probióticos deseamos nutrir cuerpo, mente y espíritu con prana (Energía Vital). Creamos empleando diferentes formas de fermentación natural que provienen de distintas civilizaciones del mundo desde hace de siglos.

Estas son nuestras Semillas de Vida, amor y servicio a la comunidad. Así como en nuestros cuerpos todo está interconectado, también lo estamos nosotros como seres humanos. Todos somos uno.